¿Eres víctima de violencia?: cómo pedir ayuda y denunciar

Si estás en una situación de riesgo, eres víctima de violencia o conoces a alguien que lo esté puedes llamar a:

Fono Ayuda y Orientación del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género: 800 104 008.

En este número encontrarás orientación si eres mujer y vives violencia. Si eres testigo de violencia contra una amiga, vecina o familiar, te indicarán qué hacer y dónde acudir para poder ayudarla. Esta línea está a cargo de especialistas en violencia contra las mujeres, atiende las 24 horas del día, todos los días. Es gratis y se puede llamar incluso sin saldo en el teléfono celular.
También puedes llamar al 149, el Fono Familia de Carabineros para denuncias y orientación.

Además, el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género  ha creado las siguientes instancias de ayuda:

Centros de la Mujer: entregan atención sicológica, asistencia social y jurídica. Hay 103 centros en las 15 regiones del país.

Casas de Acogida: ofrecen protección temporal a las mujeres y sus hijas e hijos  que se encuentran en situación de riesgo grave y/o vital por violencia de parte de su pareja.

Centros de Atención Reparatoria a Mujeres Víctimas de Agresiones Sexuales: entregan psicoterapia reparatoria, acompañamiento y/o representación judicial, atención psiquiátrica y atención social a mujeres que han sufrido violencia sexual. Hay 3 centros ubicados en las regiones Metropolitana, de Valparaíso y del BíoBío.

Centros de Reeducación de hombres que ejercen violencia de pareja (HEVPA): la violencia es aprendida. Los hombres pueden aprender a  reconocerla y escoger no ejercerla. Se busca disminuir los niveles de violencia hacia las mujeres y favorecer su seguridad y protección. Estos centros están presentes en las 15 regiones del país.

Casa de Acogida para Mujeres Vulneradas por la Trata de Personas y Migrantes en Situación de Explotación: Ofrece un espacio de residencia temporal y seguro a mujeres mayores de 18 años junto a sus hijas o hijos –menores de 14 años-, que se encuentran en situación de riesgo por haber sido vulneradas por el delito de Trata de Personas, independientemente de la forma de explotación (sexual, laboral, servidumbre, entre otros), y de la nacionalidad de origen y su etnia.

Fuente: Ministerio de Mujer y Equidad de Género

Comentarios

comentarios