Vamos a ponerte un tema (me carga Arjona)

Por Elena

No quiero ser una traidora de mi género, pero hay algo que intriga profundamente desde la época en la que estaba en el colegio. ¿Por qué a las mujeres les emociona y les gusta tanto que les dediquen canciones de Ricardo Arjona? ¿Qué tiene ese hombre que las embrutece de tal manera y que, por defecto, logra venderles cualquier frase cliché como si fuera el más grande y hermoso de los cumplidos?

¿Es porque en sus canciones siempre hay una mala mujer que lo ha hecho sufrir? ¿Es porque se supone que es de los pocos hombres que nos dice las supuestas verdades a la cara”? ¿Es porque le pegaba a su ex mujer y a nosotras nos gustan los malos por defecto?

¿Qué carajo tiene?

Eso de que “te conozco desde el pelo hasta la punta de los pies, sé que roncas por las noches y que duermes de revés, sé que dices que tienes 20 cuando tienes 23”, destruyó la intimidad de esa mujer y a todas les parece sensible y tierno. ¿Qué tiene de hermoso que te digan que roncas, que te sacas la edad y que duermes raro?

No estoy contra el romanticismo, a mi también me han dedicado canciones y, como toda mujer, me he derretido de a poquito como helado en pleno enero. Pero de Arjona… ¿cómo? ¿por qué? ¿en qué momento?

Ahora, siendo totalmente honesta, no es como que las canciones que me han dedicado a mi sean mucho mejores que las de Arjona tampoco. Mi primer ex me dedicó “Te enojai por todo” de Sinergia, demostrando todo su tacto, respeto, amor y comprensión.

Como detesto a ese @#€&%$

Claro, también está el caso de una amiga, cuyo ex en el mejor momento de su relación le dedicó “Family tree” de Megadeth. Claro, cualquiera diría “que lindo, se la dedicó por eso de let me show you how I love you, it’s a secret you and me” pero la canción la escribieron basándose en la idea de una violación sistemática de un niño a manos de su padrastro. No es lo que yo llamaría romance puro, aunque lo prefiero antes de “Dime si él te conoce la mitad, dime si él tiene la sensibilidad de encontrar el punto exacto donde explotas al amar”.

“Donde explotas al amar”. He escuchado frases chulas y esa.

A otra amiga, cuando estábamos en la universidad, su pololo al primer mes juntos le dedicó “Join me in death” de HIM. Asumo que yo lo encontré romántico, pero ella se anduvo asustando un poco. Supongo que eso de Would you die tonight for love? Baby join me in death fue mucho para ella. A mi me gustaría que me dedicaran un canción como esa, me recuerda a un vampiro que conocí hace muchos años en Valparaíso en mi época juvenil.

En contra parte, sí hay música romántica que me gusta y no tengo vergüenza en asumirlo. Me fascina Camilo Sesto, José Feliciano, Caetano Veloso, canto a María Marta Serra Lima, Mocedades y Pandora y me sé varios boleros del maestro Manzanero. Pero Arjona en mi playlist… ¡jamás!

Supongo que la música y el amor sí van de la mano, porque hay muchas instancias en las que una canción dice de manera más clara lo que uno siente. Ya dije que busco en cosas externas partes de mi, como en las series o en personajes de películas. Bajo esa premisa, creo que busco en las canciones la sensación exacta que tengo en algún momento y que por mis propios medios no logro descifrar.

¿Denota esto una falta total de identidad clara y definida o simplemente la necesidad de una reconfirmación externa de que lo que me pasa no es ni tan raro ni tan malo y que alguien más en este universo se siente igual?

Hay muchas canciones de amor malas. Hay varias bastante buenas. La cebolla no me molesta, por el contrario, me hace reír, lo que me distancia mucho más de las personas que la sufren y que, al escucharla, la viven en carne propia, como si cada nota les cortara un poquito más las venas, haciéndolos sentir vivos y parte de una historia de amor que no es propia, pero de la que se adueñan palabra por palabra y que terminan abrazando.

¿Será que es cierto que cuando tienes el corazón roto todos los corazones rotos del mundo se transforman en el tuyo, como dijo Malena Pichot?

Sea como sea, sigo sin entender la dinámica de las mujeres con Arjona. Y lo que tengo con él y su llamado arte musical trasciende el hecho de que no me guste. Es más, creo que cada canción que ese hombre escribe termina sonando como un insulto a mi género.

A ustedes ¿qué mala canción les han dedicado? Si les gusta Arjona, ¿podrían por favor explicarme que es lo que tiene que les parece tan llamativo? O a lo mejor les pasó que tampoco les gustaba el trovador y les tocó un hombre que les dedicaba sus canciones para conquistarlas. ¿También les ha pasado que las canciones que dedican o que les han regalado explican mejor lo que sienten que sus propias palabras? ¿les trasciende tanto la música como me pasa a mi?

Comentarios

comentarios