Receta: Pizza de coliflor

La receta que más hemos visto en internet estos días fue testeada por nuestro equipo y el resultado fue un éxito rotundo. Aprende a hacer paso a paso la masa de coliflor para tu pizza apta para celiacos y para todos los que le dimos la espalda a los refinados.

Necesitas:

  • Una coliflor (tamaño normal)
  • 2 huevos
  • Queso (el que le eches a la pizza)
  • Salsa de tomate
  • Tus agregados favoritos de pizza

El primer paso es moler la cabeza de coliflor en la minipimer o en el procesador de alimento que tengas en casa. Este paso es el mismo que hicimos cuando cocinamos arroz de coliflor ¿recuerdan?.

Una vez molida, pongan su coliflor en una sartén con 1/4 de vaso de agua fria y cocinen a fuego medio por 5 minutos aproximadamente. Déjenla enfriar unos minutos y luego pongan su coliflor en un paño de cocina LIMPIO y apriétenla para quitar todo el exceso de agua. Este paso es el más importante, tienen que asegurarse que su coliflor quede lo más seca posible para que la masa sea un éxito.

Muchas recetas incluyen queso en la masa, pero nosotras decidimos hacer una versión algo menos grasosa, así que en un bowl mezclamos la coliflor pasada por cedazo y dos huevos, hasta formar una masa uniforme. Dependiendo de la cantidad de coliflor de usen podrían necesitar sólo un huevo. Esa masa la armamos en forma de pizza en papel mantequilla sobre la lata del horno y la cocinamos a 180°C por veinte minutos aproximadamente o hasta que esté bien dorada.

Cuando ya esté lista, baja el fuego y saca tu masa. Déjala enfriar unos minutos y luego sácala del papel y dala vuelta, cosa que la parte tostada de arriba sea la parte de abajo de la pizza. Sobre la parte más blanquita arma tu pizza como lo harías con cualquier otra. Nosotras pusimos salsa de tomate casera, queso parmesano y pimientos grillados. Luego la volvimos a poner en el hornos hasta que el queso se derritió completamente, sacamos del horno y decoramos con hojas de albahaca.

¡Listo! Ojo, la masa queda rica y pasa super piola que está hecha de coliflor. Además, tiene una textura casi igual, no se desarma (si le sacaron bien el agua) y si la tuestan bien, queda como pizza a la piedra. Definitivamente si tienen hijos que no comen muchos vegetales, es una forma ingeniosa de asegurarse de que prueben algo diferente y sano.

Comentarios

comentarios