Receta: Pan con harina de garbanzos y linaza

La lluvia de recetas saludables continúa en Revista Castaña. Esta semana queremos compartir con ustedes nuestro más grande descubrimiento: la harina de garbanzos. ¿Cómo fue que ignoramos por tanto tiempo esta deliciosa legumbre? humus, ensaladas y ahora pan podemos hacer con este noble producto. Y pensar que en nuestros años de infancia nos negábamos a comer garbanzos…

Para hacer este delicioso y mega llenador pan en casa necesitas:

  • 200 gramos de harina de linaza (o 2 tazas)
  • 200 gramos de harina de garbanzos (o 2 tazas)
  • 2 cucharadas de polvos royal
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • dos cucharadas de semillas de linaza molidas
  • 415 ml de agua a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • sal a gusto
  • Semillas varias a gusto

Partamos por la harina de garbanzo: no crean que es tan imposible de encontrar. La venden en las tostadurías. Si, aún existen tostadurías y son un templo hermoso de productos saludables que debes comenzar a incluir en tu día a día. Hay una que no nos auspicia (aún), pero que pueden reconocer por tener el nombre de la capital del Maule, en ella de seguro encuentran. De hecho, ellos la distribuyen a varias  tostadurías a todo el país, así que pregunten sin miedo en su proveedor de frutos secos más cercano.

Las semillas de linaza molidas las puedes hacer en casa, sólo ponlas en tu minipimer y ya. Júntalas con tus dos harinas, los polvos royal, el bicarbonato y la sal y mezcla todo bien. La gracia de esta receta es que es un pan rápido, así que la preparación y el tiempo en el horno no te tomará mucho rato.

Luego agrega el agua y la cucharada de vinagre y mezcla hasta tener una masa uniforme. Cuando esté lista ponla en tu molde clásico de quque rectangular, o en el que prefieras para darle forma a tu pan y agrégale arriba las semillas que quieras. En el de la foto pusimos semillas de maravilla, sésamo y linaza. Luego al horno (precalentado a 200C°) por media hora en total. Después de unos 10 minutos lo bajamos a 180° y lo dejamos con fuego sólo abajo por el resto de la cocción.

¡Y listo! pan casero, sin gluten y en poco tiempo. Esperamos sus comentarios cuando lo intenten en casa.

Pan con harina de garbanzos 2

Comentarios

comentarios