No eres tú, soy yo (manual de como no terminar una relación)

Por Elena 

De las películas que hay en mi casa y que no he visto, hay una llamada “No eres tú, soy yo” que sé nunca voy a ver. El puro título hace que se me crispen los pelos y me acuerde de cosas que preferiría olvidar.

¿Cómo es que lo hicieron mi ex para terminar conmigo haciéndome sentir como si todo hubiese sido mi idea?

Claramente no hay una buena manera de terminar, como sea que esa conversación vaya, o en el lugar que sea, al final será totalmente nefasta. Pero sólo para dejarlo en claro, hay hombres que lo hacen peor.

Esta semana me di cuenta que en octubre se va a cumplir un año desde que el cobarde de mi ex me mandó un correo electrónico mientras hablaba conmigo por gtalk para decirme que deberíamos ver otras personas.

¿Tiene sentido esa acción? es una de las cosas más cobardes que he visto en un ser humano, mandarme un mail para terminar mientras estás hablando de cuando me amas al mismo tiempo. Me acuerdo y me da la furia.

Y lo mejor de todo es que cuando a la media hora me contesta el teléfono y le pido una explicación lo único que el mal parido me repite es que me ama como nunca ha amado a alguien y que esto es para mi bien.

Para mi bien. Hacerme daño es para mi bien. Claro, y de seguro haberme dado esperanzas por dos meses después de eso para finalmente asumir que no me ama también lo hizo por mi bien.

¿Cuál es el problema en asumir los sentimientos? Si ya no quieres a alguien, hay que decirlo abierta y honestamente, pero no de manera hiriente. Ya sé que dije que como sea terminar con alguien jamás será algo agradable, pero hay maneras y maneras de hacerlo.

Y está estipulado que mi ex lo hizo de una de las peores formas que puedan existir. Mi primer ex tampoco lo hizo mucho mejor de todos modos. Él me engañó, me lo confesó, me pidió perdón y luego me dijo que entendía que yo ya no quisiera estar con él y asumió que lo había pateado. Ni siquiera me dio el placer de decirlo.

Por eso puedo decir que nunca he terminado con alguien y, la verdad, no es algo que me moleste, por el contrario, es algo que agradezco. No sé si mi personalidad me permita vivir en algún momento con el peso que significa haber terminado con alguien, el saber que se le hizo daño, que se le dejó mal. Aun cuando haya sido una buena decisión a largo plazo… porque siempre lo es, al menos para una de las partes.

Pero eso no quita que haya que hacerlo de la manera menos dolorosa posible.

No sé como carajo lo hace la gente que termina y después puede ser amiga de sus ex. Yo no tengo esa capacidad. Yo amo y después odio y eso no se me pasa. Creo que tengo muy poca capacidad de perdonar a quienes me han hecho daño, en especial cuando es gente que te ha prometido que nunca te hará mal.

Entonces nulo sentido me hace que hayan personas que tenga el poder de hablar con su ex como si nada hubiese pasado, como si nunca hubiese habido una maldición post ruptura, un odio abierto y publico, una noche en vela llorando, y por sobre todas las cosas, como si no les doliera la panza verlos.

Esa gente o tiene la sangre fría o no amo tanto como dijo. O en su defecto, tiene una capacidad de perdón y olvido que yo no logró siquiera dimensionar.

O a lo mejor soy muy viseral para mis cosas.

Entre las peores cosas que mis ex me dijeron a la hora de darme la PNLR puedo destacar:

  • Estoy lo hago por tu bien
  • Tú te mereces a alguien mucho mejor que yo
  • Estoy seguro que encontrarás a alguien que sepa valorar la persona que eres
  • Algún día te darás cuenta que esto es lo mejor que puedo hacer por ti
  • Esto me duele más a mi que a ti
  • Estoy terminando contigo porque te amo

Y mi favorita:

  • Nunca voy a encontrar a una mujer mejor que tú

Es obvio que en el dolor mismo y puro de la ruptura uno no le ve el sentido a esas frases, pero decir que terminan contigo porque te aman y que nunca van a encontrar a alguien mejor que tú claramente son dos cosas que no se dicen.

En primer lugar porque es mentira, si te están terminando es porque quieren a otra persona distinta a ti y que sea mejor para ellos y en segundo, porque lo único que logran es hacerte sentir como la mierda. Son frases que a una la esperanzan a que el pelmazo va a recapacitar. Y no lo hacen. Nunca lo hacen.

Lo único cierto es que una con el tiempo sí encuentra a alguien mejor, o menos imbécil. O al menos más decente, que te dice las cosas como son. Por lo menos eso espero que ocurra.

¿Cuáles son las peores cosas que les han dicho para terminar? ¿Tuvieron una pateadura de antología como yo? ¿O alguna vez fueron ustedes los que dijeron “No eres tú, soy yo”?

Comentarios

comentarios