Mujeres que debes conocer: Tina Turner

Hoy vamos a dejar de lado lo musical y vamos a hablar de triste historia por la que la cantante Tina Turner pasó durante su matrimonio con Ike Turner y lo que le costó salir de ese infierno.

¿Alguna vez han tenido una amiga que no logra salir del circulo de violencia? esta historia es para ellas.

Tina Turner- su nombre real es Anna Mae Bullock- conoció a su esposo, Ike turner cuando ella tenía sólo 18 años, a finales de los años 50. Tina hacía shows en cafeterías y locales pequeños en esa época. Él alucinó con su voz y la invitó a ser parte de su banda: Ike Turner and his Kings of Rhythm, como corista.

Ike and Tina Turner in the early Seventies

Luego de su primer gran éxito titulado “A Fool In Love”,  Ike le cambió el nombre a la banda por Ike & Tina Turner.​ En 1962, se casaron y tuvieron dos hijos. Hasta aquí todo bien. Pero los años que siguieron estuvieron lejos de ser tranquilos, la pareja no era lo que representaba en el escenario o frente a las cámaras. En la autobiografía publicada en 1986 titulada I Tina, la cantante describe los años de maltrato que vivió junto a su marido, los que incluyeron hasta una fractura en su quijada producto de los golpes.

Le costó años empoderarse para dejar esa relación. No fue hasta 1974, cuando la carrera del dúo iba en bajada y Tina protagonizó como The acid Queen en la película Tommy, que algo cambió dentro de la cantante. La actriz Margaret le mostró un reportaje de la liberación femenina en la revista Times, además le enseñó a moverse con independencia sobre el escenario y frente a las cámaras. Tina descubrió un nuevo mundo después de tantos años sometida junto a su marido.

Pero cuando volvió a casa las palizas continuaron, incluso frente a sus hijos.  En esa época Tina había lanzado su primer disco solista, cosa que no le causó mayor gracia a Ike, quién de lleno boicoteó su promoción. Pero cuando la película Tommy fue estrenada, poco y nada pudo hacer Ike para evitar que su esposa brillara con luz propia. Según la biografía de Tina, fue ahí cuando se multiplicaron sus palizas. Eso, sumado a que la acción a la cocaína y otras sustancias de Ike más los celos profesionales, se convirtieron en una bomba de tiempo.

El final

Fue recién en 1976 que Tina decidió poner un alto a los abusos. Después de 15 años de casada.

Ike y Tina iban en una limusina camino al aeropuerto. Ike le ofreció un chocolate, Tina le dijo que no, gracias. Acto seguido Ike la golpeo en la nuca y por primera vez en la historia, Tina respondió. Y eso gatilló una pelea que duró el trayecto al aeropuerto y que continuó en el avión y una vez llegados a Dallas, en el auto camino al hotel. Cuando llegaron al Hilton donde se hospedaban, Tina tenía dos heridas abiertas en la cara. Ike pidió toallas húmedas y pasó las heridas como “un accidente de trayecto”.

Cuando estuvieron solos en la suite del hotel, Ike siguió pegándole, hasta que Tina quedó en posición fetal en el sillón, llorando. Cuando Ike se durmió, Tina se levantó, se cambió de ropa y se fue. Ni siquiera se llevo sus cosas. De hecho, cuando se fue se dió cuenta que sólo tenía 36 centavos y una tarjeta para cargar combustible. Entró a un pequeño hotel y habló con el gerente. Le contó todo lo que había pasado y él la dejó hospedarse sin tarjeta ni pagos. Una vez en su pieza llamó a su abogado,  para que le enviara dinero y un pasaje de vuelta a casa. Una vez en Los Ángeles, se escondió en la casa de la cuñada del abogado, quien cuidó de ella.

Por meses Tina estuvo cambiando de lugar, para que Ike no la encontrara. La historia cuenta que incluso trabajó como sirvienta en casa de una rica mujer de Tennesse. Tina hizo todo lo posible por escapar de Ike, hasta que en 1977, los Turner se divorciaron legalmente.

Luego vino su fama propia, sin la sombra de su marido, la Tina que todos conocemos, la reina del rock. Pero para convertirse en el ícono que es hoy, tuvo que pasar por una historia llena de abuso y agresiones.

Comentarios

comentarios