Mujeres que debes conocer: Shaesta Waiz

Es la primera mujer afgana en tener la certificación de piloto y hoy recorre el mundo incentivando a niñas a soñar en grande y a cumplir sus metas.

Shaesta fue la primera de su familia en ir a la universidad y su historia personal está llena de logros que la motivan a inspirar a jóvenes a superar cualquier tipo de adversidad. Nació en un campo de refugiados y en 1987 logró escapar junto a su familia de la guerra. Así llegó a vivir a California junto a sus padres y sus cinco hermanas. Su educación no fue de la mejor, y ha comentado que en el sector donde vivía era común compartir los textos de estudio y ver que sus compañeros se salieran de la escuela.

En esa época pensaba que mi futuro consistía sólo en casarme joven y tener una familia numerosa. No fue hasta que conocí la aviación que comencé a pensar en la idea de tener una carrera e ir a la universidad.

Su emprendimiento: Dreams Soar

Luego de una larga e intensa lucha por lograr terminar su educación – en un campo además no tradicional-Shaesta logró tener su certificado como piloto, la primera afgana en tener esta licencia. Y la primera universitaria de su familia. Fue mientras estudiaba su carrera que  comenzó a ayudar como inspiración para jóvenes. Entró al programa de mujeres embajadoras, una iniciativa que busca ayudar e incentivara jóvenes mujeres a estudiar una carrera relacionada con la aviación y la ingeniería. Y esto la hizo pensar que sería increíblemente positivo hacer lo mismo, pero a una escala mayo: a nivel mundial.

Inicié Dreams Soar para compartir mi historia con mujeres de todo el mundo. Para decirles que es posible cumplir sus sueños, sin importar los desafíos y en mi caso las tradiciones que debas enfrentar.

La misión de Dreams Soar es lograr motivar a jóvenes en las 28 paradas que hará en su viaje desde Estados Unidos hasta Australia. El trabajo de Shaesta no es menor, considerando que según los datos de la Sociedad Internacional de Mujeres Pilotos de Líneas Aéreas, a nivel mundial las mujeres representamos sólo el 0,6% del total de pilotos.

 

Comentarios

comentarios