Lush Sweetie Pie: Como la vida misma

Por Alicia Pedroso 

En el refrigerador de las hermanas cuando se casan pueden aparecer cosas fantásticas…. ¡Sobre todo cuando tienen hijas!

Prometo que sólo iba a buscar jugo de mango y la cajita me pareció sospechosa… qué hacía algo de Lush ahí. La etiqueta no ayudaba mucho porque sabía que Lush no tenía línea de alimentos… así que lo de Sweet Pie tenía que ser una metáfora.

Cuando lo abrí el olor era exquisito y de una me enteré que era un jabón en forma de jalea gigante, considerando el área que ocupaba en la mano vs las pastillas tradicionales.

En ese momento comenzó mi historia de amor que tuvo un nuevo aire cuando encontré mi propio Sweetie Pie y decidí que no iría a parar al refrigerador, sino que permanecería hasta sus últimos alientos en el baño de mi casa.

Fue como la vida misma…. Lindo mientras duró. Tras un par de semanas comenzó a segmentarse y repartir jaleas miniaturas por todo el espacio destinado a esa actividad. Ya le queda poco, cada vez se desgrana en subdivisiones más grandes acelerando su último respiro.

Comentarios

comentarios