Los conciertos de mi vida III (los que amé)

Por Clavel Verde

En los capítulos anteriores de esta trilogía, nuestra super colaboradora nos contó de los conciertos que se perdió y de a los que jamás debió haber ido. Hoy nos sorprende con los conciertos que valieron la pena cada peso de la entrada, más cobro de servicio. 

Recitales sublimes que amé: Cibo Matto (HERMOSO, nunca pensé que iban a venir y hasta las conocimos, tengo fotos y entrada firmada), Cocorosie (una maravilla bizarra), Peter Murphy la primera vez (quedó atrapado cuando intentó escalar un pilar, paró la música y pidió ayuda para que lo bajaran. Pobre abuelo vampiro).

Pearl Jam Lolla y en el Monumental (¿Les ha tocado estar al lado de ese ser hinchapelotas en los conciertos que se sabe TODAS las canciones? Yo lo fui). Pulp (jamás pensé que vería a Jarvis). Rammstein (¿Me creen si les digo que vi el show con unas amigas desde cancha vip cuando teníamos entrada más penca y después carreteamos con ellos?), la primera vez de Smashing Pumpkins (presentaron el Adore, el mejor disco para mí)

Emilie Autumn, primera vez (lloré, nunca pensé que la iba a amar tanto). Vamps (oh Hyde, oh Hyde, te sirve una bip cargada?). Versailles (puro estilo, gobiernan el mundo), Aerosmith (amazing!), Placebo la primera vez (Teen spirit sin parar), Depeche Mode (mismo caso Pearl Jam, fastidié a mi alrededor cantando todo), Mars Volta (una amiga y yo bailando en frenesí y nadie más cachando nada, todos esperaban a REM), Nine inch Nails primera vez (fue como una película, llegamos con una amiga corriendo justo cuando empezaron y explotamos).

The Gathering, primera vez (banda de mi vida, fui sola y conocí a una de mis actuales best friends, Dani Valentini, son exactos 10 años de amistad!!), Alanis Morrissette (mentí para ir), Oasis, primera vez (perfección).

El primer recital que fui en mi vida fue U2 Pop Mart 1998 (me encanta y aluciné, en esa época eran mi banda preferida porque venían saliendo de sus mejores discos). Pero yo creo que lejos el mejor concierto fue Lady Gaga, tuve la mansa cueva de poder entrar al Monster pit, donde sólo entraba la gente que acampaba y la vi tan de cerca que casi muero. Cuando apareció, sobre un caballo humanoide me puse a llorar.

Comentarios

comentarios