La Fabrica: “Si quieres ser emprendedor te tiene que gustar mucho el trabajo”

Camila Meza es dueña de la tiendita de accesorios y ropa La Fabrica. Con un poco más de un año oficialmente como emprendedora, nos cuenta de su experiencia trabajando para hacer surgir su empresa.

Nos encontramos con ella en el patio del espacio Sofá en Santa Isabel, donde está su tienda, aun cuando actualmente está en pleno proceso de mudanza justo al frente de la calle.

La Fabrica tiene un poco más de una año oficialmente. Partí con una amiga, pero por algunas diferencias nos separamos y yo seguí con la marca. Antes teníamos el colectivo Sandía, donde juntamos varias marcas y yo aporte con La Fabrica, en un taller de dos por dos en el segundo piso de El Sofá.

Sin embargo, después de deshacer el colectivo Sandía, Camila mantuvo La Fabrica en el mismo lugar, arrendó una tienda en el primer piso y comenzó a invertir todo su tiempo en hacer surgir su sueño.

La fabrica 3

 

Nace La Fabrica

Siempre me gustó ese nombre como concepto,  es como los nombres que le ponen los argentinos a las marcas y tiendas, que son muy distintos y llamativos.

Camila se asume matutera desde chica. Siempre fue negociante, porque le gustaba ser independiente. Cuenta que en el colegio vendía lápices con aroma en el recreo y con eso se compraba ropa y tenía su propia plata para salir. Entró a estudiar diseño gráfico, pero no pudo terminar por problemas de lucas, sin embargo, lo que aprendió en la universidad le ha servido mucho en su experiencia emprendedora.

Oficialmente La Fabrica nació el 2010, como una tienda online cuando se empezaron a hacer ventas por Facebook. En esa época tenia muy pocos productos y me juntaba con los clientes en las estaciones de metro.

Pañuelos modificados con flecos que ella misma cosía, bananos, panties, algunos accesorios importados. Esos fueron los primeros productos que La Fabrica tuvo. Después de un breve pausa en la que Camila volvió a trabajar y a estudiar, La Fabrica volvió a abrir.

En esa época había vuelto a estudiar y también trabajaba, así que no tenía tiempo para seguir con el negocio online. Luego de un tiempo lo retomé y como había recibido un dinero extra porque me habían echado de la pega en la que estaba, lo use como capital para comenzar La Fabrica.

La fabrica 2

La Fabrica crece

Cuando Camila se instaló en el primer piso sola con La Fabrica el negocio empezó a crecer y decidió invertir todo su tiempo y energía, además de capital en hacer funcionar su emprendimiento.

Para lograr tener éxito en un negocio se deben hacer sacrificios, muchas veces es necesario dejar de ir a comidas familiares, o cumpleaños, dejar de salir con amigos por trabajar en tu proyecto. Y eso es algo que no todos están dispuestos a hacer.

Camila no invirtió dinero en publicidad, pero si se dedicó a actualizar constantemente las redes sociales, como Facebook e instagram, subiendo fotos de los productos que tenía en la tienda y además comenzó a ir a ferias.

Las primeras ferias a las que fui fueron de Emprende Providencia. Es una excelente experiencia porque aun cuando es posible que no vendas nada, te da la oportunidad de hacer tarjetas bonitas, de tener un stand bonito y llamar la atención de la gente.

la fabrica 6

Dar a conocer la tienda fue una de las ventajas que le ofrecieron las ferias a las que asistió, sin importar si fuesen grandes o pequeñas. Camila nos cuenta que para ella es muy importante estar en su stand, porque es la instancia perfecta para fidelizar clientela, vincularse con las compradoras y asegurarse que cada una se lleve una tarjeta de la tienda, para que pueda contar donde compró sus accesorios.

De poco comencé a ir a ferias más grandes. La más importante fue para el 18 de septiembre pasado, que fue de 6 días frente al parque Inés de Suarez en Providencia. No tuve 18, con suerte me comí un choripán, pero este sacrificio te da una gran recompensa, que no es el dinero, sino que el que la gente te reconozca y conozca tu trabajo.

Camila siempre quiso tener una tienda, pero no sabía cuando podría concretarlo, por eso aún se emociona cuando piensa a donde la ha llevado su trabajo duro y constante.

Si quieres ser emprendedor te tiene que gustar mucho el trabajo, debes tener empuje y ganas, sino no va a funcionar. Es importante ser ordenada en las finanzas, lo entra y lo que sale, todo lo que se vende, porque es la única forma de saber en que, cuando y cuanto se puede invertir.

En el último tiempo la importación de accesorios es un negocio que se ha masificado y Camila lo sabe, por eso se mantiene actualizada en tendencias y evita comprar productos en línea en el extranjero.

Mucha gente está trayendo cosas. La idea de traer este tipo de accesorios partió en negocios pequeños, pero ahora se está masificando mucho. Por eso quiero darle un plus a los productos de La Fabrica.

Conoce a las dueñas de las otras tiendas similares a La Fabrica y comenta que se lleva muy bien con ellas, trabajando a la par. Incluso intentan poner precios similares, pero Camila quiere que La Fabrica ofrezca algo diferente a las otras tiendas. Para lograrlo ya planea el segundo semestre del año con sorpresas para todas sus clientas. Además, se mantiene actualizada en tendencias buscando páginas de diseño extranjeras.

Puedo pasar horas en el computador buscando cosas nuevas, así comenzó la colección gypsy que hicimos hace poco, con piedras como agatas y cuarzos, orientado a que trae cada piedra y lo que hacen. Lo mismo con las coronas de flores que he estado haciendo en el último tiempo.

La experiencia Pupurrí Market

Camila no tiene auto, por eso cada vez que sale de compras o debe armar la tienda en una feria, tiene que andar en taxi, es posible que por eso uno de los mejores consejos que ha recibido para su negocio se lo haya dado un taxista: “Si quiere crecer tiene que aprender a delegar”. Una recomendación que ha puesto en práctica con mucho éxito.

Gracias a la feria en la que participó en el 18 de septiembre pudo llegar a mucha más gente, entre ellas una productora a la que le gustó el stand. Y gracias a eso la llamaron de Pourri Market.

Llegamos a estar en 4 lugares a la vez más la tienda con el Popurri Market. En diciembre fue una locura. Lloraba y no dormía del estrés, pero valió la pena.  Alejandra de Armario Creativo me ayudó y compartimos los stands, para además poder abarcar más lugares y me aconsejó mucho.

la fabrica 5
Puesto de La Fabrica en Pupurri Market Antofagasta 2013

Gracias a esa experiencia, Camila se dio cuenta del enorme nicho que hay en regiones, donde no existen tiendas similares. Por eso los planes para La Fabrica este año van orientados a crecer hacia allá.

Este 2014 me gustaría lograr tener una página web con carrito de compra, para poder hacer envíos a  todo Chile. Hoy no tengo un sitio para mostrar todos los productos, sólo instagram y facebook.

Para concretar este proyecto, Camila postuló al Capital Semilla. Además este año tiene planes de hacer una Mini Fabrica, con ropa para niñas. Los mismos diseños de adulto, pero en colores infantiles, más brillantes y llamativos.

Para este año mi mayor desafío es establecer la marca y que empiece a funcionar sola. Tener tiempo para trabajar tranquila y poder delegar. Que La Fabrica sea una empresa grande, crecer más. Al principio uno no genera las lucas y debes hacerlo todo tu, pero con el tiempo si te va bien te das cuenta que puedes empezar a hacerlo.

Los sacrificios de Camila han dado sus recompensas, aunque nos comentó que al principio su familia no entendía por que su emprendimiento le tomaba tanto tiempo y tanto esfuerzo, hasta que vieron todo lo que hacía y trabajaba para sacar adelante a La Fabrica.

Han sido muchos los cambios y las cosas que ha debido dejar de lado al ser emprendedora y haber creado su propia empresa, pero Camila sabe que no lo dejaría por nada. Además, cuenta con el respaldo de su familia y de sus amigos para seguir surgiendo y tener la tienda que siempre había querido.

Visítala en Santa Isabel 0118, metro Santa Isabel.

la fabrica 4

Comentarios

comentarios