Guía alimenticia para mochileros

Agarra tu mochila, las zapatillas, unos kilos de arroz y unos tarros de atún, que se viene el mochileo. 

En esta época, la mochila y la aventura son los mejores compañeros de mucho que queremos conocer de otra manera Chile u otros países. Sin embargo, es importante saber qué llevar para alimentarse adecuadamente.

María Luisa Hervias, jefa de carrera de nutrición y dietética de la U del Pacífico, destaca que es importante que los alimentos cumplan con cinco condiciones clave: ser fáciles de transportar, ser fáciles de cocinar, ser alimentos ya conocidos con el fin de evitar intolerancias alimentarias, ser alimentos preferentemente no perecibles y que sean de gusto de los consumidores.

Partiendo de esa base, la especialista señala que en primer lugar siempre se debe cuidar la hidratación, por lo que es imprescindible llevar una botella de agua.

Lo recomendable es consumir agua en sorbos cortos, no más de dos cada 15 o 20 minutos, de tal manera que el líquido se absorba haciendo más eficiente la hidratación.

Luego vienen las frutas, que pueden ser fáciles de conseguir.

Si bien no aportan mucha energía, colaboran eficientemente con los requerimientos de vitaminas y minerales imprescindibles para el metabolismo, además de ayudar con la hidratación y con carbohidratos simples que dan energía en forma rápida. Los frutos secos también son una muy buena opción.

into the wild

La nutricionista indica que las barras energéticas también son muy buena opción, en especial si se mochilea en lugares donde se deba escalar. Ocupan poco espacio, pesan poco y cumplen un importante rol nutricional. Por otro lado, los dulces, chocolates y galletas son una adecuada alternativa por su facilidad de transporte, economía y facilidad de consumo.

Otras opciones a considerar son: leche en polvo, bebidas energéticas, avena, sal y azúcar. También llevar otros alimentos para realizar comidas, entre los que destacan los alimentos enlatados, las pastas, comidas pre-elaboradas, etc.

Es importante de tener en cuenta es que por mínima que sea la ración o colación, se debe consumir alimento cada 4 horas para asegurar un nivel de energía necesario para las actividades diarias.

Es necesario tener en cuenta que se debe realizar al menos una comida fuerte al día, de tal manera de alcanzar en forma adecuada los requerimientos nutricionales de la persona.

Comentarios

comentarios