¿Fonasa o isapre? cómo elegir previsión cuando tienes útero

Por Mao Reyes

Hace unas semanas mi pololo me llamó y me dijo que le habían ofrecido un plan de isapre increíble con el 100% de cobertura en una clínica bacán en operaciones, urgencias, insumos médicos, todo. Y se me ocurrió cotizar un plan para saber que me ofrecerían, con la ilusión de que sería similar. Pero no, mi plan, que considera el mismo  7% que él paga, tiene una cobertura de 70% –  75% y la clínica ya no era la bacán. De hecho, de querer un plan en esa clínica, tenía que pagar 13 mil pesos más y aún así la cobertura no era del 100% como la de él, sino que sólo el 90%.

¿Y por qué?

Ojo que estábamos cotizando planes sin cobertura de embarazo. Porque para uno de esos, hay que pagar extra sí o sí.

Pero en serio ¿por qué? existe un motivo real por el que las mujeres no contamos con los mismos planes que los hombres. ¿Es realmente esto porque podemos quedar embarazadas y generamos un mayor gasto? realmente esto se resume a que tengo útero y cualquier cosa puede pasar.

En ese caso los hombres deberían tener menos cobertura con el urólogo, porque potencialmente podrían generar piedras.

¿Y porqué tenemos que renunciar a los servicios maternales para contar con un plan que no te descuente extra en salud? como si fuese una preexistencia, una condición. Algo malo. Algo que podríamos haber evitado.

Yo sé que muchos están pensando que si no me gusta, me quede en el sistema público. Pero nuevamente pregunto ¿y por qué? ¿por qué no puedo aspirar como mujer a tener las mismas prestaciones, los mismos beneficios que los hombres en el sistema privado? ¿qué me quieren decir? ¿que los hospitales son para nosotras y las clínicas para ellos?

Luchamos por la igualdad, pero tenemos que rebuscarnos un buen plan de salud si queremos atención privada.

Hice un sondeo en mi facebook para saber que tipo de previsión tenían mis amigas. Y resultó que más de la mitad pagaba extra para tener mejor cobertura. No quiero sonar populista, pero ¿cuantos hombres tienen que pagar más del 7% de salud para atenderse en un mejor lugar o tener mejor cobertura? ¿Por qué es tan natural que nosotras tengamos que poner más plata por salud?

Las isapres se escudan en que es un sistema privado al que no estamos obligadas a pertenecer y que es justo cobrarnos más porque cuando quedamos embarazadas usamos demasiado el sistema. Según publicó La Tercera el 24 de noviembre del 2014, la fase de gestación y parto de una mujer puede costar desde $ 1,6 millones hasta $ 8 millones, dependiendo de la clínica y si es cesárea o parto normal. Esto incluye las 13 consultas obstétricas y ginecológicas que se deben hacer durante la gestación y los 16 exámenes de control. O sea cuando nos embarazamos usamos mucho el sistema, por eso con o sin guagua nos están cobrando extra.

¿Está mal pelado el chancho, cierto?

Castañas, quiero saber en que sistema están, si están conforme con su cobertura y esto se viraliza y todas nos levantamos contra la injusticia, podríamos salir a marchar por planes igualitarios y mejor cobertura. Porque la salud es un derecho y no tenemos porque pagar de más, incluso en el sistema privado.

 

Comentarios

comentarios