Cottage Caramel: Esos antiguos placeres baratos

Por Alicia Pedroso

Cuando llegué a Chile existía disponibilidad de un sin número de cosas que podían comprarse con 100 pesosde hecho eran varias fotocopias, varios dulces y hasta helados a 100. Ese placer desapareció y se convirtió con el tiempo, en tópico de conversación en días de frío cuando llegamos al acápite: temas del pasado.

En la locura santiaguina de adueñarse de cada esquina por parte de la industria farmacéutica, un nuevo actor aparecía en escena. La marca rara… esa que no aparece en la publicidad tradicional, pero que de pronto alguien la vio en alguno de esos pequeños templos de placer que son Walgreens o CVS… y los trajo para acá.

Una de las marcas que no he visto en ninguno de los dos, es la francesa Cottage. De bajo precio y una gama lo suficientemente variada como para no aburrirse, mi preferida es la línea de vainilla y la de caramelo… aunque hay una de piña colada increíble, pero me abstengo por la edad y el diseño del envase.

La primera vez que me bañé con el gel de caramelo mi cerebro no sabía qué hacer ante tanto estímulo. Daban ganas de mascar, pero de haberlo  hacerlo el resultado sería jabonoso. Por lo que no se recomienda hacer la prueba.

Dato útil: sólo lo distribuye Salco Brand. Aunque en Chile no está disponible toda la gama de productos, revísalos todos acá.

Comentarios

comentarios