Cómo evitar que el estrés se apodere de tu vida

Emprender o ser dependiente en un trabajo tienen algo en común: te estresas y mucho, dependiendo de tu rubro. 

Y aunque es imposible evitar estresarse, si podemos aprender a que esa tensión no llegue contigo a tu casa, para que no se apodere de toda tu vida.

1. Se sociable

Un estudio desarrollado en UCLA el 2000 demostró que tener un activo circulo de amigos ayuda al cuerpo a eliminar naturalmente el estrés. El estudio demostró que cuando nos juntamos con otras personas, el cuerpo elimina más oxitocinas, conocida como la hormona del amor y que tiene un efecto relajante.

2. Escribe un diario

Investigaciones realizadas en universitarios demostró que escribir un diario es una excelente forma para descargar tus emociones. El Journal Psychological Science mostró en el 2012 que escribir tus pensamientos en papel y luego botarlos a la basura es una forma efectiva de limpiar tu mente. Además, escribir los pensamientos positivos que tengas también es un excelente ejercicio para eliminar el estrés. Si no quieres hacer un diario, no importa, puedes escribir sólo un par de lineas en una servilleta.

3. Haz tiempo para un momento de meditación

La meditación es tendencia global para combatir el estrés, ya que entrega numerosos beneficios, como mejorar la atención. Un estudio publicado en el 2013 demostró que 25 minutos de meditación al día es todo lo que necesitas para tener tu mente clara y libre de estrés. 

Meditacion

4. Cambia tu dieta

Comer las comidas correctas puede reducir tus niveles de estrés y ansiedad y te pone de un mejor humor. La vitamina C, que encuentras en naranjas, pomelos y frambuesas, y el magnecio, alto en las espinacas y en las semillas de calabaza, pueden ayudarte a bajar tus niveles de estrés. El magnesio combinado con la vitamina B6 (que se encuentra en la espinaca) produce serotonina, una hormona que te hace sentir bien.

5. Duerme bien

Dormir una cantidad suficiente de horas (8 horas son recomendadas) es importante para que tu cuerpo y tu mente descansen y se recuperen del trabajo y del estrés.

6. Haz ejercicio

Si, ejercitarte te relaja. Los ejercicios aeróbicos reducen los niveles de estrés (como la adrenalina y el cortisol) en el cuerpo y estimulan la producción de endorfina, que es responsable por esa sensación de optimismo y relajo que sientes después de correr.

Endorfinas

Revisa el artículo en inglés acá.

Comentarios

comentarios