Café femenino: un café que empodera

Café Femenino no es lo mismo que un café sólo para mujeres, es un sinónimo de sorodidad y de apoyo entre emprendedoras.

Sandra Silva, de Chile y Teija Reyes, de Finlandia, son las dos socias que decidieron traer este increíble producto a nuestro país, que no sólo entrega un sabor y aroma de calidad, sino que tiene una hermosa e importante historia de trasfondo.

Todo comenzó tomando café. Nos gusta juntarnos a conversar, pero nunca encontramos un café que nos gustara en un local, sólo el que teníamos en casa, que ambas traíamos de Perú, que es donde nos conocimos.

Sandra Silva, Café Femenino Chile.

Sandra recuerda que así comenzó la idea de traer un café peruano para vender y Teija recordó que alguna vez, hace mucho tiempo en Estados Unidos, había probado un café producido sólo por mujeres, 100% orgánico y de excelente calidad.

Y así fue como llegaron a Café Femenino, una fundación que agrupa a mujeres productoras de varios países de Latinoamérica, quienes se organizan y pueden vender sus productos bajo esta marca. Claro que hay importantes exigencias para garantizar un café de calidad, por eso las emprendedoras deben elevar sus procesos productivos y certificarse. Esto hace de Café Femenino un producto 100% organico, de especialidad y responsable con el medio ambiente.

Teija nos comenta que su experiencia laboral la ha llevado a trabajar con agricultores y emprendedores de diferentes partes del mundo, y conoce perfectamente cuales son los problemas que existen actualmente para estos trabajadores de la tierra.

En el campo lamentablemente no hay muchas oportunidades laborales para las mujeres, ya que la desigualdad es muy grande. Tener un trabajo como emprendedoras les da la opción de poder entregar una mejor vida a sus hijos, educación, comida, ropa, todo lo que les falte.

Teija Reyes

Por eso, Café Femenino no es sólo un producto, es un proyecto social.

La recepción del Café Femenino ha sido excelente este primer año. Ya están en varios restaurantes peruanos en Santiago, en varias tiendas orgánicas y en cafetería exclusivamente en el Café de las Mujeres. Sobre las dificultares de comenzar a emprender, Sandra ve más las oportunidades que los problemas.

A varios hombres les hace ruido el nombre de nuestro producto, que para nosotras es super positivo. En general siempre hay gente que está a la defensiva con el tema feminista. Incluso nos preguntan si los hombres lo pueden tomar.

Sandra Silva

Sin embargo, para Sandra lo importante es lo que aporta esta marca al trabajo de las emprendedoras. Y por eso nos explica que todas las mujeres productoras asociadas a Café Femenino, acceden a un comercio justo. Esto significa que Fair Trade International les paga un 30% más por el kilo de café verde, al ser producido exclusivamente por mujeres.

Sí. En un mundo donde el trabajo femenino es menos valorado y que se sabe es mal pagado, existe una fundación que le asegura a las mujeres un trato que las beneficia. Por eso es importante que las productoras se certifiquen.

Sandra y Tejia ya llevan un año emprendiendo en Chile, no sólo comercializando un producto increíble, sino que con untrasfondo social importane.

«Si quieres emprender, debes hacerlo, nunca vas a saber si estás lista o no», nos dice Sandra. «En el camino vas a aprender lo que necesites saber»

El consejo de Teija para las mujeres que quieran comenzar con su emprendimiento propio es que se atrevan y que hagan lazos con otras pymes femeninas, porque la unión es la que hace la fuerza.

A nosotros nos ha ayudado mucho estar vinculado en redes sociales y en ferias, conocer a otros pequeños emprendedoras, tanto hombres como mujeres. Toma tiempo que la gente conozca tus productos, pero siempre hay posibilidades de tener mercado cuando tienes un

Teija Reyes

¿Quieres saber más de Café Femenino? Revisa su sitio web ¡y anda con tus amigas al Café De Las Mujeres a probarlo!

Comentarios

comentarios