Asesinan a miembro de agrupación feminista en Universidad de Washington

Después de que Paige McKinsey, presidenta del Club “Feministas Unidas” de la Universidad de Mary Washington, hablara en una asamblea universitaria en noviembre del año pasado sobre la cultura del abuso sexual verbal y físico contra las mujeres por parte de varias fraternidades de la casa de estudio y de cómo la universidad no hacía nada al respecto, las redes sociales explotaron con comentarios y amenazas anónimas en contra de ella y de otras alumnas pertenecientes al club.

La situación se puso peor con el paso de los meses. Apareció una grabación del equipo de rugby de la universidad cantando una canción sexistas. Los jugadores fueron suspendidos.

Hasta que el 17 de abril pasado, Grace Mann, alumna de la universidad de 20 años y miembro del club feminista, fue asesinada por su compañero de habitación, un ex jugador de rugby. Grace había sido víctima de amenazas de abuso físico y sexual por medio de la red social Yik Yak. La pericias indican que la muerte de Grace se debió a asfixia por estrangulación. 

Grace

Miembros del club ya habían pedido a comienzos de marzo ayuda a la Universidad para terminar con el acoso en contra de ellas en las redes sociales. Pero la casa de estudios declaró que no tenía recursos para combatir el acoso online. Al menos llamó a los alumnos a hacer públicas todas las amenazas que recibieran.

¿Cómo terminar con la cultura de abuso contra las mujeres?

Revisa la nota completa en el Huffington Post.

Comentarios

comentarios